Fundación Educativa Sofía Barat

En 1801, Magdalena Sofía Barat funda en Amiens el primer colegio del Sagrado Corazón. En 1846 se establece la primera obra en España, el Colegio Sagrat Cor de Sarriá en Barcelona. En el año 2014 se crea la Red de Colegios del Sagrado Corazón que agrupa a los centros educativos con titularidad de la Congregación.

La Fundación Educativa Sofía Barat se constituye por la Congregación de Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús el 5 de marzo de 2019 como fundación canónica. Es una entidad sin ánimo de lucro y de ámbito estatal. Su finalidad es promover la educación integral conforme a los valores evangélicos, con fidelidad a las intuiciones educadoras de Santa Magdalena Sofía Barat y la tradición educativa del Sagrado Corazón.

Fines de la Fundación

a) Promover una educación integral, formal, no formal e informal, de inspiración cristiana, de calidad, abierta a todos, atenta a los cambios de los tiempos, que dote a los alumnos de recursos para ser en el futuro personas competentes, capaces de transformar la sociedad y protagonizar los cambios que hagan un mundo cada vez más justo.


b) Impulsar Centros al servicio de la Pastoral, abiertos a la vivencia de la interioridad y la trascendencia, que creen en el valor transformador del mensaje de Jesucristo y en el compromiso social en favor de la justicia, la Paz y la Integridad de la Creación.


c) Promover la formación inicial y permanente de los educadores y de otras personas de la comunidad educativa, favoreciendo la participación e implicación, fomentando su sentido de pertenencia desde la identidad y el Carisma del Sagrado Corazón en su dimensión internacional.


d) Potenciar la participación, implicación y formación de las familias en los Centros.

Nuestro Logo

  • Nuestro logotipo es una evolución del utilizado actualmente por la Sociedad del Sagrado Corazón.

  • Es una imagen simple, pero  sumamente expresiva de nuestra misión educativa y nuestra espiritualidad.

  • El corazón representa nuestra apuesta por la persona con una apertura que nos llama a ser transparentes y acogedores como lo es el Corazón de Jesús. Tiene la forma de una cinta para recordarnos que somos una red de centros educativos y que la comunicación entre nosotros, es una parte esencial de nuestra herencia, fundamental para nuestro futuro.

  • Es un corazón abierto en el que cabe el mundo porque la internacionalidad es una de nuestras señas de identidad y porque apostamos en nuestras comunidades educativas por la inclusión de todas las realidades personales y sociales. Estamos llamados a ser abiertos, a abrazarnos, a atesorarnos unos a otros.

  • Finalmente, en la apertura del corazón hay una cruz señalando que el origen de nuestra misión y nuestro horizonte es el Evangelio.