15/11/21

Es esta semana vamos a fijar nuestra mirada en Sta. Rosa Filipina, la primera misionera de la familia del Sagrado Corazón. Hoy, ella nos recuerda la importancia de cruzar esa frontera de mi yo a los demás, esa frontera que nos lleva a la compasión e implicación con los demás.

Te pedimos, Señor, Espíritu de la Vida, 

que bendigas nuestra capacidad de amar,

para que en nuestros gestos y palabras,

en nuestro trabajo y descanso,

en nuestras esperanzas y proyectos, 

en nuestras dificultades y esfuerzos,

crezca en nosotros el deseo de cruzar fronteras,

de acercarnos a los demás, especialmente a aquellos

 que más necesitan la caricia de la esperanza.

Que seamos mujeres y hombres de diálogo, de escucha, de cercanía entrañable y de paz. Amén

Dios no pide grandes obras, sino un corazón que no se guarda nada para sí mismo… Sta. Rosa Filipina 

FILIPINA, ORACIONFESB

Fundación Educativa Sofia Barat

Calle Santa Magdalena Sofía, número 8

28036 - Madrid

[email protected]

910 791 791