17/11/21

La vida de Rosa Filipina dio mucho fruto. La semilla pequeña de su vida plantada en buena tierra, creció… Y ella hoy nos enseña que la vida entregada desde el amor siempre da frutos. Hoy,  queremos ayudar a crecer en nosotros la semilla que Dios nos ha concedido para  ser los niños y adolescentes que transformen la realidad.

“Señor, eres como aquel hombre que sembró en su jardín: tienes en la mano el grano de mostaza de mi vida, y conoces mi insignificancia, me invitas a contemplar el resultado final y a fiarme de las fuerzas ocultas del crecimiento que has escondido en mi pequeñez.

Eres la Palabra sembrada en mi corazón, parece frágil e inconsistente, pero cuando la dejo germinar y crecer, se convierte en un gran árbol que ofrece sombra a los cansados”.                                 Dolores Aleixandre

“ Predica con la vida más que con palabras”  Sta. Rosa Filipina 

FILIPINA, ORACIONFESB

Fundación Educativa Sofia Barat

Calle Santa Magdalena Sofía, número 8

28036 - Madrid

[email protected]

910 791 791