AFRONTAR LAS CRISIS DESDE EL ESPÍRITU DE SANTA MAGDALENA SOFÍA

El día 7 de octubre los coordinadores de Pastoral de los colegios de la Fundación participaron en una sesión de formación por video conferencia con el objetivo de motivar nuestra acción pastoral desde el carisma en estos tiempos de crisis. 

Para ello, contamos con la aportación de Quena Valdés, rscj chilena, maestra de novicias en el Noviciado Interprovincial que la Congregación tiene en Viña del Mar (Chile). Quena con gran sencillez y claridad nos presentó cómo vivió Sofía las crisis que le tocaron en su tiempo y desde ahí iluminar nuestro ser, estar y hacer para responder a la realidad de este inicio de curso diferente.

Quena nos presentó una serie de cartas de la fundadora, escritas para inspirar y confortar a sus hermanas en momentos difíciles, como por ejemplo la epidemia de cólera que asoló Roma a mediados del siglo XIX y que mantuvo confinadas a las religiosas. A partir de estas cartas y de su itinerario personal, espiritual y evangélico, nos ofreció cuatro claves sobre la manera en que Sofía afrontó las crisis:

1. Sofía y la enfermedad: la fragilidad de su salud le dio una sensibilidad especial para empatizar con la vulnerabilidad de los demás. Para ella, esa fragilidad fue una “bendición disfrazada” o, como decimos ahora, supo convertir la crisis en una oportunidad. Sofía nos invita a escuchar lo que está pasando, abrazarlo, mirarlo con los ojos de la compasión para cuidar a los demás y dejarse cuidar por ellos.

2. Sofía y su camino de interioridad: Podría decirse que el mundo interior, el silencio y la contemplación de amor de Dios salvaron a Sofía. En la vida interior encontró el cauce para vivir las crisis, y no solo las que provenían del exterior, sino especialmente su propio crecimiento espiritual que le llevó a dejar caer en pedazos la imagen del Dios lejano e intransigente del jansenismo para transitar hacia el Dios Amor.

3. Sofía y los sueños no realizados: Sofía realiza un itinerario personal y espiritual que le lleva a enfrentarse a cruces de caminos donde debe elegir; abandonar unos sueños le llevará a abrazar nuevas realidades, nuevas posibilidades… deja atrás el Carmelo, la vida oculta y retirada, las misiones o abandonar París como centro de la Congregación. Pero la clave está en que estos ideales heridos no provoquen sentimientos de fracaso sino que, vividos desde la generosidad puedan movilizar otros sueños.

4. Sofía y su cercanía con los pobres: Sofía fue cercana a los más vulnerables desde la sensibilidad propia de su tiempo. Nunca dejó de crear escuelas gratuitas al lado de los pensionados y siempre tuvo tiempo para las personas más sencillas. Este compromiso se ha ido renovando a lo largo de la historia de la Sociedad. Hoy es una llamada a abrirnos a nuevas fronteras, a crear comunidades educativas solidarias hacia dentro y hacia fuera, a poner el foco en cada alumno para que nadie se quede atrás.

Y como síntesis de todo que nuestro SER impulse nuestro HACER: escuchar y escucharnos, abrazar la situación, salir hacia fuera, acompañar-nos y cuidar para transparentar el Amor de Dios.

Comparte esto: